Inicio / Servicios / Servicio Oficial Servicio oficial

"Al servicio de su bienestar"

La normativa vigente obliga a los usuarios de instalaciones de gas butano-propano envasado a realizar la inspección oficial de la instalación de gas cada 5 años. Esta obligación se establece en el Real Decreto 1085/1992 de 11 de septiembre por el que se aprueba el Reglamento de la Actividad de Distribución de Gases Licuados del Petróleo, que establece en su artículo 22 las obligaciones de los titulares de contratos de suministro.

Para garantizar su seguridad y la de su instalación nuestros técnicos realizarán:

Recomendaciones de utilización

Revisar las condiciones del local en cuanto a ventilación: donde funcione un aparato a gas tiene que haber siempre una correcta ventilación. El técnico del servicio oficial de Repsol comprobará los conductos de ventilación y se asegurará de que no exista ningún objeto que obstruya ni tape los mismos.
Comprobar el buen funcionamiento de los reguladores: el técnico del servicio oficial de Repsol comprobará el estado, posición y funcionamiento de los reguladores, confirmando que no hay riesgo de fugas y que funcionan correctamente.
Confirmar que la combustión sea la correcta: una combustión correcta, además de prevenir averías y posibles accidentes, disminuirá su consumo de gas. El técnico del servicio oficial comprobará, a través de soportes preparados para ello, que la combustión de sus aparatos a gas es la adecuada para que todo funcione correctamente.
Comprobar la estanqueidad de la instalación: el técnico revisará el estado del regulador, las juntas y el tubo flexible, y se asegurará de que están en perfectas condiciones para su uso. El tubo flexible no debe usarse más allá del periodo de caducidad que en él se indica. Además, el técnico comprobará que el tubo es apto para el uso de gas butano y propano, ya que no todos lo son.
Verificar la correcta evacuación de los productos de combustión: nuestro técnico comprobará que las campanas de extracción, rejillas o cualquier otro conducto de evacuación funcionan correctamente y están situados en el lugar adecuado.
Verificar el buen estado de la instalación: mediante los pasos anteriores, el técnico del servicio oficial confirmará que su instalación de gas cumple los requisitos indispensables que la hacen funcionar correctamente.
Comprobar que los envases están en el lugar adecuado: los gases butano y propano no son tóxicos pero, al pesar más que el aire, tienden a acumularse en lugares bajos. Nuestro técnico comprobará que los envases se utilizan y almacenan en lugares amplios con buena ventilación.
Entrega del certificado oficial: al finalizar la revisión obligatoria que marca la ley, el técnico del servicio oficial le hará entrega del certificado que acredita que ha pasado correctamente dicha revisión y que su instalación se encuentra en buen estado para el uso de gas butano y propano.
Solicite su revisión







Cualquier nueva instalación de gas o cambio de una antigua tiene que realizarlo una empresa Instaladora Autorizada.
Debes mantener en perfecto estado tus instalaciones y utilizarlas correctamente
Si notas olor a gas, no enciendas ninguna llama ni acciones ningún interruptor eléctrico, cierra el regulador, ventila la habitación y avisa al Servicio de averías: 901.12.12.12
El propano y el butano tienen un olor característico para que en el caso de fuga lo notes inmediatamente.
Los gases butano y propano no son tóxicos. Como pesan más que el aire, tienden a acumularse en lugares bajos, por lo que no pueden utilizarse ni almacenarse en sótanos.
Donde funcione un aparato a gas tiene que haber siempre ventilación. No obstruyas ni tapes las rejillas con ningún objeto.
La llama refleja la calidad de la combustión: si ésta es buena, la llama será viva, estable y azulada. Si es ruidosa, inestable y con puntas amarillas, haz revisar los aparatos por el servicio técnico del fabricante; mejorará la combustión y disminuirá el consumo de gas.
El tubo flexible no debe usarse más allá del periodo de caducidad que en él se indica y debes asegurarte de que es apto para GLP.
Al apagar un quemador o un aparato, EVITA que los mandos queden mal o parcialmente cerrados, cerciorándote de que es el mando correspondiente y de que quede encajado en su posición de apagado.
EVITA que se derrame el contenido de un recipiente puesto al fuego, que podría apagar los quemadores y dejar escapar el gas, Evita que la conducción flexible esté en contacto con la parte posterior del horno o cualquier otra fuente de calor.
Si en tu instalación dispones de botellas de 35 Kg, como normal general, han de estar siempre en el exterior de los edificios, viviendas o locales y se protegen con una casera de material incombustible.
NO coloques estufas cerca de materiales inflamables o debajo de mesas camillas, y no las utilices mientras duermes.
NO coloques NUNCA la bombona en posición horizontal. Puede generar una situación de riesgo en tu aparato de consumo.